Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

Lara de Tucci

 Es difícil escuchar a los representantes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y no quedar conmovido y perplejo por los sufrimientos e incomprensiones que están padeciendo; sufrimientos añadidos a los que ya los golpearon brutalmente cuando los atentados les arrebataron a los seres queridos o fueron ellos mismos los que quedaron tarados física y psicológicamente.

 En esta ocasión la conmoción la experimentamos quienes asistimos a una conferencia que Ángeles Pedraza, su presidenta, impartió en el Centro Cultural “Miguel Ángel Blanco”, organizada por la Asociación Cultural Alcorcón siglo XXI, cuyo salón de actos presentó un lleno total para escucharla. En razón de que el tema del terrorismo sigue estando candente,  y, en razón también, de que los ciudadanos con nobles sentimientos -que siguen siendo la inmensa mayoría- están a la expectativa, a la misma vez que recelosos de los políticos, de que éstos se involucren con decisión y autoridad para resolver esta lacra social que tiene confundidos a los españoles desde hace más de cuarenta años. ¡Cuarenta años ya!.. y eso que, con los primeros atentados de entonces, corrió la opinión de que con la llegada del sistema democrático y las libertades públicas los terroristas y extorsionadores dejarían de actuar.

 La conferencia de Ángeles Pedraza estuvo repleta de connotaciones acerca de las actuaciones que la  AVT  viene desarrollando por todas partes con objeto de concienciar a todos los ciudadanos del calvario que para sus miembros suponen las pasadas y lamentables actuaciones políticas y judiciales; más interesadas en estar a bien con los jueces de Estrasburgo que atentas al dolor y a las reclamaciones sin cesar que, por tal motivo, la AVT viene expresando en las instituciones que tienen competencias en este terreno, como la Abogacía del Estado y la Fiscalía, para zanjar traumas tan descomunales; como la derogación de la Doctrina Parot en octubre del año pasado. Un hecho que está ocasionando que alrededor de unas trescientas personas de esta Asociación sufran incluso pesadillas y estén siendo tratadas por los psicólogos. Y no sólo a causa de la Doctrina Parot, sino también porque en el mismo Ministerio del Interior no atienden con garantías de solución a los afectados cuando acuden a dicho organismo con las peticiones de que se prohíban las manifestaciones de apoyo a los terroristas y a favor de la ruptura de la nación española.

 Se lamentaba la presidenta de la AVT en su intervención de que ante el Tribunal de Estrasburgo, donde se iba a decidir la continuidad o derogación de la Doctrina Parot, no se personara ningún letrado en representación del Parlamento español para contrarrestar a los abogados que fueron a defender a los presos de ETA: los de Bildu y otros grupos de la izquierda aberztale. Que fue lo que ocurrió en marzo de 2013 ante los jueces del citado Tribunal.  La misma Ángeles Pedraza -madre de una joven muerta en los trenes de Atocha- sí asistiría a dicha vista judicial en representación de la AVT, pero sin voz ni voto, como cabe suponer. De la misma manera que viene estando en muchos foros de Europa dando conferencias en seminarios y congresos organizados por la Red Europea de Víctimas del Terrorismo.

 Aunque en el turno de ruegos y preguntas de la conferencia, el presidente de nuestra Asociación Cultural, Felipe García, justificó de alguna manera al Ejecutivo de los populares: “están actuando -dijo- de acuerdo con las circunstancias del momento y nadie debe poner en duda que siempre estarán del lado de las víctimas”; se percibe en la calle el hecho de que poco o casi nada es lo que están haciendo para que los terroristas no salgan de la cárcel con la prontitud con la que están saliendo, y antes incluso de que la Justicia española se tome la molestia de traducir las sentencias que vienen de Estrasburgo.

Por más que en el equipo de Rajoy se esfuercen en demostrar lo contrario con su apoyo a las víctimas del terrorismo -que sí que las apoyan-; se nota que se encuentran condicionados por algún motivo -y eso que el Tribunal de Estrasburgo no tiene nada que ver con Bruselas-; motivo que quizá sea la Hoja de Ruta que iniciara Zapatero ante dicho Tribunal, en el que “colocó” a uno de sus secretarios de Estado, al señor López Guerra.