Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

Miguel Rivilla San Martín

No tiene sentido alguno el que el Gobierno socialista, niegue a los médicos su derecho fundamental y constitucional a la objeción de conciencia, tanto en el tema del aborto como en el de la eutanasia. A nadie se le puede obligar a realizar un acto que le repugna profundamente, han contestado los médicos. Los socialistas en la anterior legislatura que propiciaron la objeción de conciencia en el servicio militar. Y es que el socialismo español se ha ido radicalizando y ya, sin careta, va mostrando y demostrando sus aviesas intenciones totalitarias. No es sólo el laicismo beligerante, sino el ateismo más repugnante, el que quiere imponer a los españoles.

El socialismo zapateril, se ha ido endiosando, la persona ha sido anulada, y el trágala de la imposición dictatorial es la única salida. El Estado es quien dicta lo que es bueno o lo que es malo, lo que se debe o no debe hacerse, mientras el individuo se reduce a acatar lo  mandado  y a pagar impuestos. Menos mal que en España, aún queda dignidad no solo en sus médicos, sino en la inmensa mayoría del pueblo, que rechaza la cultura de la muerte que se le quiere imponer