//Codigo Facebook
Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en colaboración con la concejalía de Cultura, Centros Culturales y Bibliotecas, convoca el II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI. El certamen está abierto a la participación de público adulto, infancia y juventud, con categorías diferentes según la edad. Además, las obras seleccionadas por el Jurado participarán en una exposición que tendrá lugar en una de las salas del Centro Municipal de las Artes, del 7 al 27 de Noviembre.

III Certamen de Pintura Asociacion Cultural de Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”



Puedes consultar y descargar las bases de la convocatoria pinchando aqui: Bases convocatoria del tercer certamen de pintura de la Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI

I Certamen de Pintura Asociacion Cultural de Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”



Puedes consultar y descargar las bases de la convocatoria pinchando aqui: Bases convocatoria del primer certamen de pintura de la Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la periodista Ely del Valle entraba al centro cívico Miguel Ángel Blanco para impartir su conferencia: "Tormenta Perfecta: Algunas claves para entender el momento político".

La experimentada periodista es bilbaína, que inicia su carrera en la Cadena Ser, pasando a Radio Nacional de España dirigiendo el  espacio  La Radio en punto y haciéndose cargo del informativo Buenos días. En 2010 dirigió La mañana en la COPE. Desde 2014 presenta todas las mañanas el programa  Hoy en Madrid en Onda Madrid.

Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el Mediterráneo y al profesor asesinado por un adolescente de 13 años en Cataluña, con un minuto de silencio.

El acto tuvo lugar en el Centro Miguel Ángel Blanco que se encontraba abarrotado. El Sr. Alcalde de Alcorcón hizo una síntesis de cuanto él con su gobierno municipal, ha realizado en el pueblo de Alcorcón. Para el Sr. Pérez el primer año de su legislatura fue muy duro, pues tuvo que dar vuelta al legado tan atrozmente malo que le dejó el PSOE. No sólo en términos económicos, sino por el desastre de la valoración  política y social que dejó en herencia a los populares. Resultó muy difícil su gobierno, pues la oposición hizo lo indecible para que los populares fracasaran en esta ciudad. "Todos contra el PP" fue y es el slogan que llevan en su cabeza aquellos que dejaron arruinada esta ciudad.

Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas.
Impartida por: Dr. D. Eduardo Collado Sánchez, Medico de familia en Alcorcón Día: 10 de Diciembre de 2014

           Al inicio del curso académico postpandémico, son un sinfín de conjeturas, de iniciativas e, incluso, de estrategias que se barajan por doquier para acoger a los alumnos en colegios, institutos y academias de enseñanza. Todo lo cual se enreda bastante más si, como comprobamos, las diecisiete CCAA se toman por su mano la desorganización del curso que ahora empieza, aprovechándose, eso sí, de la inutilidad del Gobierno de Pedro Sánchez, en este asunto también, y de la incapacidad de su ministra de Educación Isabel Celaá.

            Desde luego, el Covid-19 ha trastocado muchas cosas en el mundo de nuestros días. Y si la Sanidad ha sabido entenderse, organizativamente hablando, con el diabólico virus. Todo indica que la Enseñanza tardará más de un curso en amoldarse a la adversidad sobrevenida; ya que tanto licenciados, como profesores y funcionarios no están dando pie con bola, que digamos, en estos momentos.

 

            Se barajan iniciativas ciertamente discordantes para encauzar torpemente al alumnado con posibilidades razonables; con posibilidades beneficiosas para el éxito escolar y para no desquiciar a los padres en su cometido de colocar a los hijos con fórmulas escolares de sensatez. Una de esas iniciativas, que conmueven el razonamiento de los propios padres y salvan, de alguna manera, la responsabilidad del profesorado en el éxito de sus cometidos, son las clases telemáticas mixtas, las que aliviarán, en función de hacer frente al contagio, la concentración en las aulas para la enseñanza presencial; una fórmula que hasta el presente ha venido dando los frutos apetecidos año tras año. Y eso que las libertades públicas, desde el inicio del Estado de Derecho, han estado de alguna manera, entorpeciendo dichos frutos, al desentenderse del creciente absentismo escolar.

         Ya iremos comprobando la capacidad de enseñanza de las clases telemáticas mixtas. ¡Ojalá sean para bien! Pero, hay que decirlo, desde los pantallazos de Internet a los vídeos recreativos y a los programas televisivos hay muy poco margen. Y en edades de niños y adolescentes, con las mentalidades aún faltas de ordenada conciencia, el problema se “resuelve” de la forma más fácil posible: “enganchándose a la tele” y eludiendo, en ausencia o a espaldas de los padres, deberes constructivos, de esos que valgan para adquirir conocimientos acerca de los textos programados por los docentes responsables de cada asignatura.

        Y eso de caer en las tendencias televisivas no es nada nuevo para los jóvenes; como lo demuestran los pedagogos, que vienen insistiendo, aconsejándoles a los progenitores, que las horas que sus hijos están frente al televisor -también con las tabletas y los móviles en la mano- son muy perjudiciales incluso para la convivencia familiar.

            Siendo esto de la nula convivencia en el hogar muy apropiada para la distracción de los alumnos que tengan que recogerse, mentalmente hablando, con objeto de asimilar lecciones didácticas que suplan hoy en día las que se reciban presencialmente en las aulas. Lo que equivale también a deducir que el paso a la “tele” desde el ordenador, donde se encuentran los deberes escolares, distraerá la atención de los que tengan que asimilar y aprender culturalmente  las lecciones.

           Pero igualmente, en esto de la docencia postcoronavirus, están los desencuentros del profesorado en las diferentes CCAA. Desencuentros que los tienen confundidos y dando palos de ciego para intentar posicionarse adecuadamente, con estrategias uniformes, en la implantación correcta entre clases online, mixtas y presenciales. Siendo muchos de ellos dentro de una misma provincia -¿Qué digo provincia? Dentro de un mismo centro educativo- los que difieren entre sí para acertar en sus tareas didácticas y sacar conclusiones válidas para transmitir enseñanzas; con las autoridades educativas confundiéndolos aún más.

            Al respecto de esto, creo que fue el ministro de Educación francés Vincent Peillon, ministro del presidente François Hollande, quien en 2013 propuso la reforma de un estatuto de enseñanza -no sé si llegaría a conseguirlo en realidad- que permitiera que los profesores no estuvieran todas las horas lectivas con el alumnado; para que los propios estudiantes encontraran en algunas de esas horas libertad de acción en el aprendizaje. Proponiéndose ellos mismos tareas fuera de los libros de texto; aunque después tuvieran que dar cuenta de sus respectivos trabajos. Pero claro, esto es distinto a que en casa se asimilen adecuadamente fórmulas, conceptos y tareas para eludir las clases presenciales por días enteros.                        

           Se barajan iniciativas ciertamente discordantes para encauzar torpemente al alumnado con posibilidades razonables; con posibilidades beneficiosas para el éxito escolar y para no desquiciar a los padres en su cometido de colocar a los hijos con fórmulas escolares de sensatez. Una de esas iniciativas, que conmueven el razonamiento de los propios padres y salvan, de alguna manera, la responsabilidad del profesorado en el éxito de sus cometidos, son las clases telemáticas mixtas, las que aliviarán, en función de hacer frente al contagio, la concentración en las aulas para la enseñanza presencial; una fórmula que hasta el presente ha venido dando los frutos apetecidos año tras año. Y eso que las libertades públicas, desde el inicio del Estado de Derecho, han estado de alguna manera, entorpeciendo dichos frutos, al desentenderse del creciente absentismo escolar.

         Ya iremos comprobando la capacidad de enseñanza de las clases telemáticas mixtas. ¡Ojalá sean para bien! Pero, hay que decirlo, desde los pantallazos de Internet a los vídeos recreativos y a los programas televisivos hay muy poco margen. Y en edades de niños y adolescentes, con las mentalidades aún faltas de ordenada conciencia, el problema se “resuelve” de la forma más fácil posible: “enganchándose a la tele” y eludiendo, en ausencia o a espaldas de los padres, deberes constructivos, de esos que valgan para adquirir conocimientos acerca de los textos programados por los docentes responsables de cada asignatura.

         Y eso de caer en las tendencias televisivas no es nada nuevo para los jóvenes; como lo demuestran los pedagogos, que vienen insistiendo, aconsejándoles a los progenitores, que las horas que sus hijos están frente al televisor -también con las tabletas y los móviles en la mano- son muy perjudiciales incluso para la convivencia familiar.

       Siendo esto de la nula convivencia en el hogar muy apropiada para la distracción de los alumnos que tengan que recogerse, mentalmente hablando, con objeto de asimilar lecciones didácticas que suplan hoy en día las que se reciban presencialmente en las aulas. Lo que equivale también a deducir que el paso a la “tele” desde el ordenador, donde se encuentran los deberes escolares, distraerá la atención de los que tengan que asimilar y aprender culturalmente  las lecciones.

      Pero igualmente, en esto de la docencia postcoronavirus, están los desencuentros del profesorado en las diferentes CCAA. Desencuentros que los tienen confundidos y dando palos de ciego para intentar posicionarse adecuadamente, con estrategias uniformes, en la implantación correcta entre clases online, mixtas y presenciales. Siendo muchos de ellos dentro de una misma provincia -¿Qué digo provincia? Dentro de un mismo centro educativo- los que difieren entre sí para acertar en sus tareas didácticas y sacar conclusiones válidas para transmitir enseñanzas; con las autoridades educativas confundiéndolos aún más.

            Al respecto de esto, creo que fue el ministro de Educación francés Vincent Peillon, ministro del presidente François Hollande, quien en 2013 propuso la reforma de un estatuto de enseñanza -no sé si llegaría a conseguirlo en realidad- que permitiera que los profesores no estuvieran todas las horas lectivas con el alumnado; para que los propios estudiantes encontraran en algunas de esas horas libertad de acción en el aprendizaje. Proponiéndose ellos mismos tareas fuera de los libros de texto; aunque después tuvieran que dar cuenta de sus respectivos trabajos. Pero claro, esto es distinto a que en casa se asimilen adecuadamente fórmulas, conceptos y tareas para eludir las clases presenciales por días enteros.