Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

            Todos nos sentimos felices de que Isabel Díaz Ayuso haya ganado las elecciones. Un resultado justo para una mujer digna, admirable, valiente, que se enfrentó a descalificaciones, calumnias, ataques cobardes. Y además de ganar ha sacado del panorama político a Ciudadanos, un partido ambiguo y desleal que es el que ha provocado que se tengan que celebrar comicios anticipados. ¡Que lección han recibido!

            Y en medio de nuestra alegría hago una llamada de atención a que esto es solo una batalla entre las muchas que quedan por ganar.

            Porque la mala simiente sigue sembrada. No se retiró, cuando era posible, la Ley de Memoria Histórica, creada para que los españoles volviésemos a odiarnos. El aborto cada vez más permisivo avanza en una nación que se despuebla y en la que cada año seremos menos. No se ha modificado el sistema electoral que permite las chapuzas nacionalistas. Cualquier español está en riesgo de que al volver a su casa la encuentre robada por un ladrón que se quedará a vivir en ella protegido por las leyes. (¡Cómo puede tolerarse esto!) Un “mena” puede propinar una paliza en plena calle a un anciano con absoluta impunidad.

 

          Tenemos una Ley de Inmigración, de alguna forma hay que llamarla, descabellada que permite una desigualdad vergonzosa ente jubilados y personas que no solo no van a integrarse sino que jamás van a trabajar. Oleadas de pateras se alojan en hoteles de lujo o se envían a diferentes poblaciones donde se abandonan a sus propios medios con el inevitable resultado de que delinquen…

             Pero es que, además, aprovechando la pandemia que destroza el país, se ha ido promulgando nuevas leyes inicuas mientras mueren (¿cuantos ya, 80000?) miles de personas, han sacado adelante la Ley de Eutanasia. Cuando en otros países gritan ¡Nuestros hijos no se tocan! aprueban leyes para arrancarnos el derecho a educar a los niños y lo que es terrible, permiten manipular su delicada infancia con ideas y enseñanzas abominables. Se refuerza el poder de los grupos LGTB para que sea legal arrebatarnos el derecho a opinar sobre la ley natural y los principios morales. Y ahora, cuando todo parece invitar a bajar impuestos para que se recupere algo nuestra economía destrozada, nos los sube y nos va a cobrar por usar las carreteras.

            Por eso me pregunto si Pedro Sánchez se siente preocupado por la reacción indignada de la Comunidad de Madrid. El PP acaba de darle un revolcón memorable que puede ser indicativo de lo hartos que estamos con su mal gobierno.

                Mientras estudia proyectos para hacer kilómetros con el Falcon, pensará:

           “Los comunistas están contentos porque gracias a mi han avanzado en sus manejos para derribar la monarquía y derogar la Constitución.

             Los golpistas seguirán apoyándome porque con mis cesiones los tengo a un paso del indulto.

             A Los proetarras les convengo para que su “hoja de ruta” hacia la independencia de la Comunidad Autónoma Vasca siga adelante.

             Las feministas y los de la ideología de género, también estarán interesados en que siga nutriendo de dinero sus proyectos.

             Y yo permanezco”

                Sinceramente, creo que no está preocupado.