Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

Miguel Rivilla San Martín

Tengo la impresión que los políticos españoles, excepto los nacionalistas, no valoran la importancia del deporte de masas como factor de cohesión social. La política al uso es la del enfrentamiento, la de la descalificación del contrario, la del cordón sanitario, la de aislar a la oposición. El resultado salta a la vista: El pueblo dividido y enfrentado, cada grupo a mirarse el ombligo y buscar el propio interés. Los  ideales comunes brillan por su ausencia.

Hoy por hoy, los españoles nos hemos achatado y empequeñecido como pueblo. Carecemos de unión, de ideales comunes y de amplitud de horizontes en el concierto global.

Aconsejo a todos los dirigentes y políticos, que vean un filme actual, excepcional,  de factura perfecta y de dirección e interpretación relevantes. Me refiero  a “Invictus”. Dirigido por Clint Eastwood e interpretado por Morgan Freeman, Matt Damon y un plantel de actores fuera de serie, este filme encierra unas valiosas lecciones para todos, pero en especial para los políticos. Refleja lo ocurrido en Suráfrica (1995). Un líder negro Nelson Mandela, tras 27 años de cárcel, es elegido presidente. Se dedicó a unir a negros y blancos, tras años de odios, muertes e injusticias y lo logró a través de un deporte, el rugby, aliado con el capitán del equipo nacional. Sólo  ver el entusiasmo del canto del Himno nacional a millares de negros y blancos, pone los pelos de punta. Los políticos españoles ¿están, con los triunfos del Mundial de fútbol, a la altura de las circunstancias?