Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

«El arte del mando era tratar con la naturaleza humana, y él había dedicado su vida a aprenderlo. Colgó la espada del arzón, palmeó el cuello cálido del animal y echó un vistazo alrededor: sonidos metálicos, resollar de monturas, conversaciones en voz baja…No eran malos hombres, concluyó. Ni tampoco ajenos a la compasión. Sólo gente dura en un mundo duro.»”.

      Aparecida en septiembre de 2019 esta novela de Arturo Pérez Reverte trata de contar la historia documentada de la figura de uno de los grandes héroes épicos de nuestra historia. Lo más reconocido de este héroe mítico está basado más en la leyenda y en la literatura (Poema del Mío Cid) que en la propia realidad histórica. Fue el estudioso D. Ramón Menéndez Pidal quien, a raíz de sus investigaciones sobre el cantar de Mio Cid, elevó la figura de este personaje a la categoría de mito en la cultura hispánica. Es en esta novela donde Pérez Reverte intenta de alguna forma desmitificar la parte literaria y ficticia del mito, acercándose a su figura humana y guerrera. Aún así no debemos olvidar que el libro de Reverte sigue siendo una novela y por tanto también ficción por lo que, aunque esté bien documentada, contiene todavía aspectos que pueden no ser tan históricos sino más bien novelescos.

       El autor retrocede al conocido como “Siglo de las Cruzadas”, concretamente al siglo XI con “una historia de exilio y frontera, de lucha por sobrevivir en un territorio hostil, indeciso y de fuerzas encontradas”. Sidi narra la aventura de un guerrero desterrado que viaja con una hueste que lo respeta y lo sigue y “cuyo carácter y sus hechos de armas lo convertirán en una auténtica leyenda viva”.

«En él se funden de un modo fascinante la aventura, la historia y la leyenda. Hay muchos Cid en la tradición española, y éste es el mío.» Estas palabras del propio autor reflejan sin duda su intención y sus reflexiones acerca de la historia y de la literatura en la Península Ibérica del siglo XI.

      En el Cid hay un 20-25% de verdad y un 75-80% que es leyenda y según reconoce el autor: “No quise hacer un libro de historia en absoluto. De hecho falseo la realidad cuando me conviene como novelista que soy. Pero lo que sí he tomado han sido elementos tanto de la leyenda como de la historia real y los he fundido”.

     Pérez-Reverte aplica al Cid un tratamiento desmitificador del que sale, sin embargo, la imagen rotunda de un héroe de frontera, un mercenario, aureolado de virtudes sobresalientes. No traza todo su recorrido histórico, solo unos pocos meses posteriores a su expulsión de Castilla.

      La intención de Pérez Reverte en la construcción de esta novela es clara y diáfana: “Me propuse que el relato fuera sencillo y seco, muy picado de acción y diálogos, tiene como andamio una estructura compleja, precisamente para dotarlo de esa aparente simpleza formal; y el lenguaje es también importante, pues quise apuntar, aunque sin excesos, el habla de aquel territorio impreciso donde se mezclaban castellano, latín, catalán, árabe andalusí y árabe norteafricano. También era preciso no utilizar otros anacronismos que los inevitables en un texto destinado a lectores del siglo XXI, procurando mantener el aroma medieval pero sin caer en el arcaísmo pedante o innecesario. Y, por supuesto, que el rigor documental fuese al mismo tiempo extremo y escueto, sin entrar en digresiones históricas o descriptiva.”

      Para cualquier lector al que guste la novela histórica es este un libro muy recomendable porque sin duda descubrirá en sus páginas ese aroma medieval con sus luchas, emociones y vibraciones intensas  de la España feudal del siglo XI.