Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...


“ Sembrad en los niños la idea, aunque no la entiendan: los años se encargarán de descifrarla en su entendimiento
y hacerla florecer en su corazón.”

 

                                                                          Cristina Melón Mansilla

 

¡ Cuántas veces hemos oído hablar del Ratón Pérez ! Este personaje No solo es conocido por los niños sino también por los adultos que hemos ido trasmitiendo este cuento a los más pequeños.

 

Desde hace unos meses se puede visitar en Madrid la casa original de este entrañable roedor, uno de los personajes mas queridos por los niños.

 

Pocos saben que vivió en el número 8 de la Calle Arenal de Madrid, en el sótano de la confitería Prast. Aquí se ha inaugurado un museo dedicado al ilustre y mas conocido ratón, recuperándose el domicilio autentico del Ratón Pérez:

 

“…Vivía Ratón Pérez en la calle del Arenal, núm. 8, en los sótanos de Carlos Prast, frente por frente de una gran fila de quesos de Gruyére, que ofrecían a la familia de Pérez, próxima y abastada despensa… en un sótano ancho y muy bien embaldosado, donde se respiraba una atmósfera tibia, perfumada de queso… Doblaron una enorme pila de estos, y encontráronse frente e frente de una gran caja de galletas Huntley. Allí era donde vivía la familia de Ratón Pérez, bajo el pabellón de Carlos Prast….”

 

Estos sótanos citados eran una famosa tienda de ultramarinos del Madrid del siglo XIX y mas tarde fue también una elegante confitería que atraía a las gentes del Madrid de entonces. Esta misma confitería de Carlos Prast fue proveedora de la Real Casa en tiempos de Isabel II.

 

Enrique Sepúlveda fue cronista de la villa de Madrid cuando se escribió este cuento y el mismo hace un recorrido por la citada tienda:

 

 

“…Asusta ver los géneros apilados en las tiendas de Prast, y maravilla la prontitud con que se despachan. Parece imposible que se coma tanto y se digiera tan pronto. …En fin, aquello es un delirio gastronómico que bien vale, por la extraordinaria gula que representa, una confesión…fuera de abono”…

 La idea es de Juan Antonio Rojo que durante un viaje a Londres visitó la casa de Sherlock Holmes. Y pensó que el Ratón Pérez también merecía ser conocido en su Madrid natal.

La casa museo de Ratón Pérez abarca dos pequeños locales en la c/Arenal 8, tienda y museo. En él puede verse paneles informativos sobre su vida, una maqueta-casa con las dependencias del hogar de la familia Pérez ( copia de una caja de galletas Huntley ) , ilustraciones del Ratón de diferentes épocas, los dientes de leche de personalidades como Cervantes, Beethoven, Isaac Newton, Rosalía de Castro, Beatrix Potter…., un teatrillo, buzón del Ratón Pérez….Todo diseñado por Juan Antonio Rojo.

 

Este cuento fue escrito por el jesuita Luis Coloma (1851-1915) para el rey niño Alfonso XIII, fue un encargo de palacio ante la caída de uno de sus dientes de leche; por entonces Alfonso XIII contaba 8 años, por lo que debió ser escrito entre 1894 y 1895. Coloma dejó un manuscrito sin fechar dedicado a Alfonso XIII que se conserva en la biblioteca del Palacio Real. En 1902 se publicó por primera vez sin ilustraciones, y en 1911 aparece una edición ilustrada en blanco y negro.

 

Este pequeño cuento es una joya de nuestra literatura infantil y merece mantenerlo vivo no solo por los valores éticos del cuento sino por sus cualidades literarias. Coloma se acerca en el a la infancia con una gran ternura. Curiosamente el cuento es prácticamente desconocido en España donde no se publica desde 1947, aunque se reedita cada año en países tan lejanos como Japón.

El Ratoncito Pérez es un personaje de leyenda, cuando a un niño se le cae un diente lo coloca debajo de la almohada mientras duerme y, según la tradición, este personaje se lo cambia por un regalo. Esta tradición es prácticamente universal aunque adopta formas diversas en diferentes culturas.

Gracias a esta casa-museo del Ratón Pérez podemos acercarnos a la verdadera historia de Coloma, ya que son muchas las versiones sobre el mismo cuento. En el cuento original el pequeño Rey Buby I ( era el nombre que daba la reina Maria Cristina de Habsburgo a su hijo Alfonso XIII en la intimidad) hace un recorrido nocturno junto a Ratón Pérez y descubre que todos los hombres ricos y pobres, buenos y malos son hermanos. Y Buby como rey debe de velar para que ninguno de ellos carezca de nada. A través de este cuento el autor trasmitía su visión de la vida y por supuesto el papel de la monarquía.

“…Entre la muerte del rey que rabió y el advenimiento al trono de la reina Mari-Castaña (se refiere a Maria Cristina de Habsburgo ) existe un largo y obscuro periodo en las crónicas, de que quedan pocas memorias. Consta, sin embargo, que floreció en aquella época un rey Buby I, grande amigo de los niños pobres y protector decidido de los ratones….”

“…Pues sucedió, que comiendo un día el Rey unas sopitas, se le comenzó a menear un diente. Alarmose la corte entera, y llegaron, uno en pos de otro, los médicos de cámara. El caso era grave, pues todo indicaba que había llegado para S. M. la hora de mudar los dientes…”

“…De pronto, sintió una cosa suave que le rozaba la frente. Incorporóse de un brinco, sobresaltado, y vió delante de sí, de pie sobre la almohada, un ratón muy pequeño, con sombrero de paja, lentes de oro, zapatos de lienzo crudo y una cartera roja, terciada a la espalda…”

En 2003 el Ayuntamiento de Madrid rindió homenaje a este personaje de leyenda instalando una placa conmemorativa en el mismo lugar donde el padre Coloma situó la vivienda del roedor con el siguiente texto: Aquí vivía, en una caja de galletas, Ratón Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el niño Rey Alfonso XIII.

 

Si pasáis por esta calle no olvidéis adentraros por unos minutos en esta pequeña casa y disfrutar con los mas pequeños de este maravilloso personaje y para vosotros el poder por unos instantes recordar esa infancia, y como no saber un poquito mas de nuestro Madrid.