Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

Rincón Taurino

            Definitivamente la gran Feria de Abril sevillana del año 2021 no se celebrará, la maldita pandemia se ha llevado por delante la feria andaluza por excelencia, que iba a servir como gran alzada del telón de la temporada de este año, en el que parece que el mundo del toro empieza a ver la luz y que serviría como locomotora que iba a arrastrar el gran tren taurino. Pero al final no ha podido ser, debido a las exigencias impuestas por las autoridades, en cuanto se refiere a distancia de asientos entre espectadores, que dejaba la capacidad de asistencia al espectáculo a unos mínimos que hacían imposible su realización, exigencias que por otra parte no lo hacen con otros espectáculos. Pero la esperanza no se pierde y la empresa Pagés, anuncia que la feria se celebrara en el mes de Septiembre en torno a la festividad de San Miguel, con los mismos carteles que ahora están anunciados siempre que se den las circunstancias favorables, que parece que así será, ya que la vacunación para entonces debería estar en unos porcentajes suficientes para celebrar espectáculos taurinos. Esperamos y deseamos que así sea.

            Y como las desgracias nunca vienen solas, ahora también se ha anunciado la suspensión de la más universal de las ferias taurinas, San Fermín de Pamplona, según ha anunciado su alcalde y por tanto este año tampoco correrán los toros por la calle Estafeta, quedando todo aplazado para el San Fermín del año 2022.

            Sin embardo, Madrid parece que va a tener más suerte, y se anuncia un gran festival en la Plaza de Las Ventas para el próximo día 2 de Mayo, con la intervención del rejoneador Diego Ventura y los matadores Enrique Ponce, El Juli, Miguel Ángel Perera, José María Manzanares, Paco Ureña y el novillero Guillermo García, con una asistencia de alrededor de seis mil personas, que equivale a un cuarto de la capacidad del coso venteño.

            Y como decíamos en nuestro último Rincón Taurino, la empresa de la carabanchelera plaza de Vista Alegre, la Casa Matilla, anuncio una gran feria que se compone de once festejos repartidos entre nueve corridas de toros, una novillada y un festejo de rejones, en las que veremos a casi todas las primeras figuras del escalafón, aunque faltan algunos nombres como Talavante o el cada vez más en forma Emilio de Justo. Hay carteles muy rematados como el de Ponce, Morante y Pablo Aguado, o el de Morante, El Juli y Juan Ortega o el de Urdiales Manzanares y Roca Rey o un mano a mano Roca Rey y Pablo Aguado. Es una feria muy bien organizada que esperemos de un buen resultado, y así lo auguran la gran cantidad de aficionados que se acercan a las taquillas a retirar sus abonos. Se desarrollará entre los días 13 y 23 de Mayo, si para entonces no ocurren otras cosas ajenas a la Fiesta.

            Mientras tanto, se siguen celebrando festejos y así empezó el mes de Abril en Almendralejo lidiándose una buena corrida de Luis Algarra en la que el triunfo correspondió al cacereño Emilio de Justo que cortó cuatro orejas y un rabo, y fueron ovacionados sus compañeros Ferrera y Perera. Después fue Sanlúcar de Barrameda, donde se anunciaba la reaparición de Manuel Díaz “El Cordobés” que cortó una oreja de su primer enemigo, dos se llevaría Emilio de Justo y fue aplaudido Enrique Ponce. Igualmente, en Mérida donde actuaron El Juli y Pablo Aguado que fueron ovacionados y José María Manzanares que cortó una oreja y para cerrar el mes los festejos celebrados en Villanueva del Arzobispo (Jaén), donde se había programado una feria de primavera en la que el primer día con una buena corrida de Santiago Domecq triunfaron los tres matadores Diego Urdiales que corto un trofeo, Emilio de Justo que cortaría tres y el sevillano Juan Ortega que también cortó un trofeo y en el segundo festejo de rejones en el que los tres actuantes Andy Cartagena, Leonardo Hernández y Lea Vicens cortaron ocho orejas de un encierro de Fermín Bohórquez.

            Y por último, se ha presentado la segunda Gira de Reconstrucción, empezando en la Plaza de Zafra (Badajoz), donde el primer día se lidió una buena corrida de José Luis Pereda, en la que triunfó el francés Adrien Salenc que cortó dos orejas y una se llevaría el madrileño Fernando Robleño, y en la segunda los dos espadas, Uceda Leal y el joven Francisco José Espadas dieron una gran tarde, cortando un total de cinco orejas de un encierro de Núñez de Tarifa.

            Ya ha empezado la temporada 2021, que no sabemos que nos deparara, ya que la pandemia sigue y las vacunas, aunque empiezan a llegar, no alcanzan el ritmo deseado. Por tanto, si parece que empieza a verse la luz a final del túnel, aunque no sabemos todavía el camino que hemos de recorrer, hasta llegar a la salida del mismo.

            Ante esto, la temporada echó a andar en la preciosa plaza de Ubrique, el fin de semana del 13 y 14 de Marzo, para ver los dos carteles que quedaron pendientes el pasado año de la Gira de Reconstrucción, con una entrada muy buena las dos tardes, ya que en la primera se puso el cartel de No Hay Billetes y en la segunda había más de tres cuartas partes del aforo, siempre dentro de los límites que permiten las exigencias sanitarias.

            En el primer festejo se lidió un encierro de Jandilla, de muy buen juego, en el que destacó el tercer toro que fue premiado con la vuelta al ruedo y al que el sevillano Pablo Aguado realizo una excelente faena que fue premiada con las dos orejas y otra cortaría el otro sevillano del cartel, Rafael Serna del segundo toro y alguna hubiese cortado en el último si los aceros hubieran estado más acertados. Y en el segundo festejo, fue el onubense David de Mirando el que triunfaría tras cortar una oreja de cada uno de sus toros que llevaban el hierro de Núñez del Cuvillo, de peor juego que los del día anterior, pero con un cuarto toro muy bueno, que también sería premiado con la vuelta al ruedo. Su compañero Diego Urdiales fue ovacionado en sus dos enemigos.

            Este año, en el que continuamos con la maldita pandemia, no ha habido corrida de Aniversario en el más grande coso del mundo, la Monumental de Méjico. La plaza que fue construida bajo iniciativa particular del empresario de Yucatán de origen libanés Neguib Simón y bajo la dirección de obra del Ingeniero Modesto Rolland, tiene un ruedo de cuarenta y dos metros de diámetro, estando el mismo a veinte metros por debajo de las calles contiguas y puede acoger a 42.000 espectadores sentados. Una construcción que se realizó en un tiempo récord de seis meses, en la que trabajaron alrededor de 10.000 operarios en turnos de mañana, tarde y noche.

             Pocas noticias se están generando en este principio de año, en el que en otra época ya estaríamos hablando de los próximos carteles de Valdemorillo, a unos días de la festividad de San Blas, y en este caso la noticia es que la feria de este pueblo madrileño ha sido suspendida a causa de la pandemia. Y otra feria que tendría los carteles en la calle, sería la primera pequeña gran feria del mes de Marzo, la del pueblo pacense de Olivenza, que se celebra en el primer fin de semana del mes de Marzo y que lleva una gran cantidad de público a sus tendidos, que ha sido aplazada a un tiempo futuro y que todavía no se sabe en qué momento se celebrara.

            Sigue la incertidumbre de las ferias levantinas de Castellón y Valencia. En la primera, la empresa que lidera Alberto Ramírez pretende trasladar unos meses la feria de la Magdalena y que empiece en el mes de Junio, concretamente el día 24, San Juan, y acabe el día 29, San Pedro, y en la segunda el empresario francés Simón Casas, quiere dar toros, pero siempre que “haya un minino de condiciones razonables”, según sus palabras, y comenta que estaría dispuesto a programar la feria, incluso esperando hasta finales del mes de Febrero. Difícil está el tema, con un nivel de contagios al día de hoy muy elevado y cuando escribimos este artículo el aumento de casos es cada día mayor.

            Por fin ha acabado este año 2.020, nefasto en el Mundo, nefasto en España y nefasto en la Tauromaquia. Año muy triste en pérdidas humanas, en nuestro país decenas de miles personas nos dejaron, y en pérdidas económicas con infinidad de negocios de todo tipo cerrados, miles de puestos de trabajo perdidos y lo que aún queda por venir en este nuevo año que comenzamos, pero con la esperanza puesta en que la ansiada vacuna, de por acabada esta maldita pandemia que tanta desgracia ha ocasionado.

            La temporada taurina ha sido muy mala en todos los órdenes, ya que solo se celebraron las primeras ferias del año, Valdemorillo en Febrero y Olivenza en Marzo, y a partir de entonces suspensiones en todas las ferias, grandes, medianas y pequeñas: Fallas de Valencia, Magdalena de Castellón, Abril de Sevilla, San Isidro en Madrid, San Fermín en Pamplona, etc., etc., hasta llegar hasta la que suele ser la última, El Pilar de Zaragoza. Este desastre, se palió en parte por una iniciativa que tomaron un Comité de Crisis que estaba formado por tres partes: la Fundación Toro de Lidia (FTL) que preside el ganadero Victorino Martín García, la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET) que preside el empresario francés Simón Casas y el Canal de Televisión de Movistar, Canal Toros, que organizaron 21 festejos de cuatro toros y dos matadores, distribuidos entre 15 corridas de toros, 3 novilladas y 3 corridas de rejones, que ha servido para que la llama del toreo haya seguido viva en ese tiempo, en el que parecía que el cierre total se cernía sobre los cosos taurinos. Este acontecimiento que se tituló Gira de Reconstrucción, se complementó con algunos pocos festejos que se celebraron en plazas como Huelva, El Puerto de Santa María, Córdoba, Jaén, o Badajoz y algunos pueblos, además de unos pocos dados en Francia, que entre todos ha supuesto una temporada muy corta y en la que ganaderías, como la salmantina de Garcigrande que el pasado año lidió 130 toros, este año solo lo ha hecho con 11 reses, lo que ha supuesto, en el conjunto ganadero, que un número cercano a las 12.000 reses hayan ido directamente al matadero.