Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

Rincón Taurino

      Seguimos en tiempo de pandemia, con la cuarentena impuesta por las autoridades y por tanto sin ningún dato de festejos taurinos, que podamos reseñar. Siguen los aplazamientos o suspensiones de las ferias que en estos tiempos se deberían celebrar, y que están suponiendo la ruina de muchas pequeñas empresas, que sirven de ayuda a los grandes acontecimientos. Y es que no solo hay que fijarse en las grandes empresas que rigen Madrid, Sevilla, Valencia etc., sino en aquellos otros, que tienen su negocio en el complemento esencial de los festejos taurinos, por ejemplo, los empresarios de las cuadras de picar, los servidores de banderillas o los suministradores de bueyes para encierros, esenciales para la celebración de las corridas, novilladas o festejos populares. Nos fijamos en la empresa que tiene caballos de picar, que hay que dar de comer y cuidar todos los días, que mueven a lo largo de la temporada veinticinco o treinta personas, todos se han quedado sin trabajo a excepción de tres o cuatro que hay que dejar para el mantenimiento diario de la cuadra, cobrando a fin de mes lógicamente, sin la empresa tener ningún ingreso. A los servidores de banderillas, que ya tienen fabricadas en número de miles y que no pueden facturar por adelantado, porque es un servicio que se cobra cuando termina el festejo y el mantenimiento diario de una cuadra de bueyes para encierros, que no pueden trabajar por estar todo suspendido. La situación para este tipo de pequeñas empresas es de ruina total.

       La temporada parece perfilarse para el mes de Septiembre, aunque con más optimismo alguien piensa que en Julio se podían dar, como decían hace días las autoridades municipales de Valencia, la feria de Fallas, cosa ahora mismo bastante incierta, y a las tradicionales ferias de Palencia, Valladolid, Albacete, Salamanca, Logroño, se van añadir en principio la de Hogueras de Alicante, la de Abril de Sevilla, aunque no se sabe cuántos festejos, Jerez a primeros de Octubre, cerrando El Pilar de Zaragoza y la Feria de San Lucas de Jaén. Esto es lo que parece que puede ser, porque el panorama esta poco claro, conociendo como última noticia la suspensión también de la feria de San Fermín 2020.

        Empezó el mes de Febrero, como ya habíamos escrito en nuestro número anterior, con la miniferia del Aniversario en la Monumental de Méjico. En la corrida del día 3 hicieron el paseíllo Enrique Ponce, Joselito Adame y José Mauricio, triunfando los dos primeros matadores que cortaron una oreja cada uno, siendo ovacionado Mauricio. El segundo festejo partió con la caída del cartel de Roca Rey por enfermedad, siendo sustituido por dos matadores, el extremeño Ferrera, que había salido en hombros el día 26 de Enero y el local El Zapata, que había hecho lo mismo el día 12. Quedó pues el cartel con cuatro matadores, junto con Morante de la Puebla y El Payo. Volvió otra vez a triunfar Ferrera, que repitió su salida en hombros tras cortar dos orejas y una se llevaría Morante de la Puebla, siendo ovacionados los dos diestros mejicanos. Esta corrida conmemoraba el setenta y cuatro aniversarios de la inauguración de la plaza, que hicieron el 5 de Febrero de 1.946 los diestros El Soldado, Manolete y Luis Procuna, y este año de 2.020 la corrida servía de homenaje al diestro mejicano, tan querido en España, Carlos Arruza en el centenario de su nacimiento.

         La empresa había programado el quinto festejo con un cartel que tituló de triunfadores y en el que se integraron los españoles Ponce, Morante y Ferrera y los mejicanos Mauricio y los hermanos Adame, para lidiar seis toros de distintas ganaderías y en el que se ponía en juego el trofeo del Estoque de Oro. El triunfador del festejo y por tanto ganador del trofeo, fue el extremeño Ferrera que indultó a un toro de la ganadería de La Joya, cortando también trofeos Joselito Adame, dos orejas y José Mauricio una oreja. Ha sido una temporada triunfal para Ferrera en la Plaza Monumental, ya que ha hecho el paseíllo en cuatro ocasiones y ha salido en tres por la Puerta Grande y también el primer español que gana este trofeo, que por cierto era la décima edición tras casi 44 años. Y acabó la Temporada Grande el día 16 con una corrida en la que alternaban los rejoneadores Hermoso de Mendoza padre e hijo, y los toreros de a pie Arturo Saldivar y José María Hermosillo, que acabo con el triunfo de Saldivar y el caballista Guillermo Hermoso que cortaron una oreja.

         Empezó el mes de Febrero, como ya habíamos escrito en nuestro número anterior, con la miniferia del Aniversario en la Monumental de Méjico. En la corrida del día 3 hicieron el paseíllo Enrique Ponce, Joselito Adame y José Mauricio, triunfando los dos primeros matadores que cortaron una oreja cada uno, siendo ovacionado Mauricio. El segundo festejo partió con la caída del cartel de Roca Rey por enfermedad, siendo sustituido por dos matadores, el extremeño Ferrera, que había salido en hombros el día 26 de Enero y el local El Zapata, que había hecho lo mismo el día 12. Quedó pues el cartel con cuatro matadores, junto con Morante de la Puebla y El Payo. Volvió otra vez a triunfar Ferrera, que repitió su salida en hombros tras cortar dos orejas y una se llevaría Morante de la Puebla, siendo ovacionados los dos diestros mejicanos. Esta corrida conmemoraba el setenta y cuatro aniversarios de la inauguración de la plaza, que hicieron el 5 de Febrero de 1.946 los diestros El Soldado, Manolete y Luis Procuna, y este año de 2.020 la corrida servía de homenaje al diestro mejicano, tan querido en España, Carlos Arruza en el centenario de su nacimiento.

        Mal terminó el año taurino de 2019, con una noticia que hacía referencia a la información radiofónica de nuestra fiesta nacional y es que la cadena SER eliminaba de sus ondas el programa “Los Toros”, que presentaba y dirigía desde hace casi cincuenta años el veterano periodista Manolo Molés. La noticia llena de preocupación al mundo taurino, ya que desaparece uno de los puntos de información más importante de nuestro país, por el que pasaban todos los estamentos de la fiesta y al que todos tenían un gran aprecio por la seriedad y veracidad, que siempre le puso en todas sus noticias el gran periodista valenciano. En contraposición, una buena noticia nos alegró a mediados de Enero y es la vuelta del extremeño Alejandro Talavante a los ruedos, de la mano del conocido José Miguel Arroyo “Joselito”, a los que deseamos suerte en la nueva andadura.

        Mientras, salen a la luz los primeros carteles del año en España, apareciendo los de la feria de Valdemorillo, en la que se lidiaran dos corridas en los días 8 y 9 de Febrero, la extremeña de Olivenza, donde un año más han confeccionado una buena feria, en la que sin embargo se ven muy  pocas novedades, para los días 6, 7 y 8 de Marzo y la de la Magdalena de Castellón, de la que podemos decir lo mismo, entre los días 15 y 22 de Marzo, estando próximos a parecer los de las Fallas de Valencia. También tenemos noticias de las ganaderías a lidiar en Pamplona en su San Fermín 2.020, que son las mismas del pasado año, salvo la sustitución de la salmantina del Puerto de San Lorenzo por la extremeña de Fuente Ymbro.

Empezó la más grande feria del mundo taurino, que se celebrara durante treinta y cuatro tardes consecutivas, con una novillada, que hacia treinta años que no se producía, cuando la plaza era regida por el empresario Manuel Martínez Flamarique “Chopera”, toreando en aquella ocasión Luguillano, Juan Cuellar y El Niño de la Taurina. En este año, fueron los novilleros David Garzón, Carlos Ochoa y Ángel Téllez los encargados de hacer el primer paseíllo, sin un buen resultado, debido al mal juego de los novillos lidiados. Siguieron a la novillada inaugural, varias corridas de toros en las que no se consiguió ningún trofeo, a pesar de que el valenciano Román estuvo muy cerca de lograrlo tras una buena faena a un toro del hierro de Fuente Ymbro, pero el fallo con los aceros le privo de conseguirlo. También estuvo muy cerca el malagueño Jiménez Fortes, pero el palco presidencial le negó injustamente el trofeo. Y llegaría la sexta corrida, en la que el torero de Fuenlabrada Francisco José Espada, se hizo con la primera oreja de la feria de un bravo toro de Baltasar Iban. Otra más se llevaría dos días después, el murciano Paco Ureña de un ejemplar de la divisa de El Puerto de San Lorenzo y otra más hubiese cortado, si los aceros hubiesen estado certeros, en el otro buen toro de este hierro. Y llegó la primera tarde de las figuras, en la novena corrida, que naturalmente pusieron el cartel de No Hay Billetes, y en la que Ferrera, Manzanares y Talavante, cortaron un trofeo cada uno de un buen encierro de Núñez del Cuvillo, y en la mano tuvo este último la puerta grande, pero otra vez las espadas lo impidieron. Siguió a este el corte de un apéndice en el siguiente festejo que fue a parar a las manos del mejicano Luis David Adame, de un excelente toro de Juan Pedro Domecq. Y el segundo cartel de No Hay Billetes lo puso el peruano Roca Rey, en la despedida del jerezano Padilla con el francés Castella completando la terna, que cortó una oreja del único toro potable del encierro de Jandilla. Otra oreja se llevaría el siguiente día el mayor de los Adame que dio pase a la Puerta Grande del caballista Diego Ventura que obtuvo dos orejas en el mano a mano con Leonardo Hernández, que también se llevo una oreja. La novillada que siguió al festejo de caballos tenía el debut del navarro Toñete, que corto un trofeo tras aguantar en el quinto novillo una colosal tromba de agua, y del sevillano Cadaval que fue ovacionado.