Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

NP. Ayuntamiento de Alcorcón - Viernes, 26 Septiembre 2014 

La Asociación Cultural Alcorcón Siglo XXI , en...

Leer más...
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del III Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI

Convocatoria del I Certamen de Pintura "Asociación Cultural de Alcorcón Siglo XXI”
Leer más...

Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI

Pablo Villalba

Eran las 19,00 horas del 23 de marzo del 2015 cuando la...

Leer más...
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García

Pablo Villalba

Antes de empezar la conferencia se recordó a los fallecido en el...

Leer más...
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas

FORO DE DEBATE.
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas...

Leer más...

EN LA PICOTA

La filtración envenenada de una fuente anónima de la Comisión Europea no sólo provocó la indignación del equipo de Rajoy, sino que fue aprovechada por la oposición para sembrar más dudas.

El Semanal Digital
 - 14 de febrero de 2012

"Es rotundamente falso. Éste es un país que hace bien sus cifras y que hace bien sus reformas". Con esta contundencia zanjaba Soraya Sáenz de Santamaría a última hora del día la tormenta desatada en España a cuenta de un teletipo de Reuters en el que una fuente anónima de la Comisión Europea ponía al Gobierno de Mariano Rajoy en la picota, acusándole de inflar la previsión de déficit de 2011 por encima del 8% para apuntarse la mejora de este año.

La indignación que durante toda la jornada se vivió en La Moncloa y en los ministerios de Economía y Competitividad y de Hacienda y Administraciones Públicas en un momento en el que España intenta recuperar a marchas forzadas su credibilidad en Europa fue mayúscula.

Y, en los círculos gubernamentales, apuntaban directamente a un responsable, según pudo saber este periódico: el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de la Competencia, Joaquín Almunia. Las sospechas del Gobierno de que él está detrás de este obús contra Rajoy se hicieron mayores al comprobar que, en el transcurso de todo el día, Almunia fue incapaz de salir a la palestra para defender públicamente el buen nombre del Ejecutivo de su país.

Tampoco lo hizo la oposición, que lejos de respaldar al Gobierno dio carta de naturaleza a una fuente anónima. Especialmente el PSOE, que a través de su secretaria de Economía y Empleo aprovechó el embrollo para sembrar más dudas: "Esperemos que el Gobierno no haya querido inflar las cuentas heredadas porque sería de una gravedad extrema", afirmó Inmaculada Rodríguez Piñero.

No contentos con eso, los socialistas registraron en el Congreso dos solicitudes de comparecencia de los ministros Luis de Guindos y Cristóbal Montoro para aclarar una acusación que la propia Comisión Europea desmintió a las pocas horas. De hecho, su portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, declaró la misma mañana: "Desmiento rotundamente que la Comisión albergue duda alguna sobre las cifras españolas de déficit (...). No hay indicio alguno de cualquier posible irregularidad".

En la misma línea que los socialistas, UPyD también dio veracidad al misil de Reuters y registró una petición de comparecencia en el Congreso dirigida a Rajoy, mientras que desde CCOO Ignacio Fernández Toxo apuntó que sería "gravísimo" que el Ejecutivo haya hecho tal cosa. Sólo CiU echó un capote al Gobierno: "Si la Comisión Europea dice que el Gobierno ha inflado el déficit habrá ocasión de hablar de ello; mientras tanto son puramente informaciones de prensa", señaló su portavoz en la Cámara Baja, Josep Antoni Duran i Lleida.

El estacazo a la credibilidad de España se dejó sentir en los mercados. El Ibex 35 se dio la vuelta en el tramo final de la sesión y cerró casi en plano (-0,19%), con lo que no logró reconquistar los 8.800 puntos, al contagiarse de las dudas en torno a las cifras de déficit público de 2011 y diluir así la subasta exitosa del Tesoro Público.

Al ministro de Economía la polémica le pilló en Londres, en plena reunión con inversores para explicar las reformas del sector financiero y la laboral, así como el plan de estabilidad presupuestaria. De Guindos habló con el comisario del ramo, Olli Rehn, quien le reconoció que no hay ninguna base para sospechar de las cuentas del Gobierno.

A pesar de los intentos de Bruselas de templar gaitas, el Ejecutivo de Rajoy tardará en olvidar este golpe bajo, y de hecho ya ha pedido a la Comisión Europea que investigue de dónde vino.