Ciclo de Conferencias de la Asociación Cultural Alcorcon Siglo XXI
Premios de Novela Alcorcón Siglo XXI
II Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
III Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
I Certamen de Pintura Alcorcón Siglo XXI
Conferencia de Ely del Valle en Siglo XXI
Conferencia en Siglo XXI de D. David Pérez García
Conferencia: los excesos de comida en las fiestas navideñas
LA MAYOR DESDE 2004 

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

 El PP aumentó el pasado octubre su ventaja electoral sobre el PSOE hasta los 7,9 puntos, un punto y medio más que tres meses antes, según se refleja en el Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) presentado este viernes.

   Concretamente, al PP se le atribuye una estimación de voto del 42,2 por ciento, su mejor expectativa desde 2004, mientras que al PSOE se le calcula un apoyo del 34,3 por ciento, el más bajo de los ocho años de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con lo que la diferencia entre ambos aumenta hasta los 7,9 puntos, frente a los 6,3 registrados en julio.

   Eso sí, la base del estudio son entrevistas realizadas entre el 4 y el 14 octubre, con lo que recoge los efectos de la huelga general del 29 de septiembre pero no el cambio de Gobierno anunciado por el presidente el pasado 20 de octubre.

VOTO DIRECTO EN NIVELES MÍNIMOS

   Según la encuesta, sólo un 18,7 por ciento de los encuestados se mostraba claramente dispuesto a votar al PSOE en el caso de que las elecciones fueran al día siguiente, una intención directa de voto inusualmente baja para los socialistas, pues la última vez que bajaron del 20 por ciento fue cuando el PP logró la mayoría absoluta en primavera de 2000.

   Por contra, un 24,8 por ciento ya adelanta su intención de votar al PP, mientras que un 16,3 por ciento anuncia su abstención. Teniendo en cuenta las simpatías de quienes aseguran no tener intención de votar o que no saben por quién decantarse, el CIS eleva los registros del PP y del PSOE hasta el 28 y el 24,9 por ciento respectivamente en la categoría de 'voto más simpatía'.

   Al final, el CIS otorga una estimación de voto al PP del 42,2 por ciento, su mejor registro desde que perdiera las elecciones de 2004 y dos puntos por encima de su resultado de las generales de 2008. Tres meses antes, en el Barómetro de Julio, al PP se le atribuían unas expectativas del 41,2 por ciento.

   Por el contrario, el PSOE obtiene su peor registro desde que Zapatero llegó al Gobierno, con una estimación de voto del 34,3 por ciento, diez puntos por debajo de su porcentaje de voto en las generales de 2008. Hace sólo un año el PSOE estaba en el 41 por ciento.

EL PP DOBLA SU VENTAJA EN UN AÑO

   La evolución divergente de los dos grandes partidos hizo que la distancia entre ambos se situara en octubre en los 7,9 puntos en favor del PP, que cumple año y medio en cabeza (la última vez que el PSOE estuvo por delante en el CIS fue en abril de 2009). La ventaja de los 'populares' se ha doblado en un año pues en octubre de 2009 estaba en los 3,3 puntos.

   Además, Zapatero logra su peor nota, 3,46 puntos, superado por Josep Antoni Duran i Lleida (CiU) y por Rosa Díez (UPyD), que logran notas de 3,97 y 3,89 puntos, respectivamente. Mariano Rajoy ve mejorada su calificación hasta los 3,42 puntos, aunque sigue cuarto. 

   La gestión del Gobierno sólo es elogiada como buena por el 7,5 por ciento de los encuestados, mientras que un 58,5 la descalifica. Son cifras similares a las del PP, cuyos detractores suman un 55,9 por ciento y quienes ensalzan su labor de oposición se sitúan en el 9,7 por ciento. Rajoy y Zapatero también empatan en la desconfianza que generan entre los ciudadanos, cifrada en torno al 81,5 por ciento. 

   Para los españoles, el PP es el partido más capacitado para gestionar la economía, el empleo o la inmigración, mientras que el PSOE es preferido para el resto de políticas, principalmente cuestiones como la igualdad, la sanidad, la educación o incluso la lucha antiterrorista.

LOS MINISTROS CESADOS ESTABAN EN LA COLA

   Los ministros mejor valorados antes de la remodelación de Gobierno eran en nuevo vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, con una nota de 4,6; la titular de Defensa, Carme Chacón, que mantiene su cartera, con un 4,3; y Trinidad Jiménez, que se anotaba un 4,1 antes de pasar de Sanidad a Asuntos Exteriores. Su antecesor, Miguel Angel Moratinos, se despidió con un 3,9 y la ex vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, dejó La Moncloa también rozando el 4.

   La que obtuvo peor calificación, Beatriz Corredor, (3,01), que también era la menos conocida, ha dejado de ser ministra de Vivienda para convertirse en secretaria de Estado, mientras que el segundo por la cola, Celestino Corbacho (3), fue otro de los que salió del Gabinete.

   Por contra, la responsable de Cultura, Ángeles González Sinde, la tercera peor valorada (3,1), se ha mantenido en su puesto, aunque más de la mitad de los encuestados no sabe quién es. Bibiana Aído, la cuarta con la nota más baja (3,2) también ha pasado de ministra a secretaria de Estado.  

RECORD DE IU Y CAÍDA DE ERC

   Por su parte, el CIS atribuye a Izquierda Unida una estimación del 6,2 por ciento, su mejor expectativa de la legislatura, y calcula un apoyo del 4,1 por ciento a Unión, Progreso y Democracia (UPyD).

   En el caso de los nacionalistas, el CIS atribuye a CiU un respaldo del 3,5 por ciento, seis décimas por debajo del techo que había marcado tres meses antes, y al PNV se le otorga un 1,2 por ciento. Esquerra experimenta una caída hasta el 0,8 por ciento, por debajo del 1,4 y el 1 por ciento que había marcado en las dos encuestas trimestrales anteriores.